20 sept. 2009

Còmo explicarte...



Còmo explicarte...
Còmo explicarte hijo, còmo explicarte
que el rojo caminito de la plaza
no volverà a oir tus pasos saltarines,
que no tendremos charlas matinales
sobre la vereda en los abriles.

còmo explicarte hijo, còmo explicarte
que no conoceràs el gozo
de decirte amigo y estrechar abrazos,
que el rìo de tus venas
yace bajo tierra, convertido en charco.

Se que ahora estas en paz
pero tu herida sigue abierta
porque no entiendes
quien pudo ser capaz
de regar con sangre
las flores de tu primavera.

Pero còmo explicarte hijo, còmo explicarte
que no conoceràs la vida
porque te dio muerte una maldita guerra.

"A los niños victimas de las innumerables guerras que diariamente generan la estupidez y avaricia de unos pocos."

Creative Commons License bersil 1994 (lo escribì hace 15 años y...que verguenza esta humanidad)

25 ago. 2009

Conversacion con "el negro"



Conversacion con "el negro"

Tu que conoces el cielo
saluda Dios por mi
y dile que estoy bien
considerando que
yo no conozco el cielo
pero te conozco a ti

Quisiera agradecerle,
lo harias tu por mi?
yo mientrastanto estoy viajando
no se a donde pero viajo

tu que conoces el cielo
y me conoces a mi
conoces mis miedos
y sabes el por què
yo no conozco el cielo

saluda Dios por mi
y dile que harè lo mejor que pueda
para llegar a èl.


Creative Commons License bersil 2009

15 ago. 2009

hoy tengo una respuesta



hoy tengo una respuesta


cada vez que me pregunto
por que me toca sufrir tanto
cada vez que me pregunto
por que tantos sacrificios en vano
cada vez que me pregunto
por que he perdido mi trabajo

deberia preguntarme...
acaso conocer la respuesta
a cada una de mis preguntas
habria cambiado las cosas

el camino de mi vida
es el que Dios ha trazado
y me siento dichoso
de ser capaz de andarlo.

Creative Commons License bersil

10 jun. 2009

Cafè "La soledad"











Cafè "La soledad"



Cafè "La soledad" rincòn del mundo,
refugio de las almas distraìdas
que han perdido el mapa de la vida
y mueren a escondidas...
en soledad.

Cafè "La soledad"
cueva de amargados y bohemios
que tienen resignado aquel empeño
en compartir la vida
y charlan solos...
con su cigarrillo.

Es tambien hogar de aquel chiquillo
que pide cinco guitas para el morfi,
y espera mas ansioso que la guita,
que algùn señor piadoso le dirija
una palabra paternal.

Cafe "La soledad"
de mesas compartidas con fantasmas,
con un amor que no fue,
con el amigo que se extraña,
con los sueños que una vez
nos manoteò la vida.

Cafè "La soledad" rincòn del mundo,
refugio de las almas distraìdas
que han perdido el mapa de la vida
y mueren a escondidas...
en soledad.

Creative Commons License bersil 1990

27 may. 2009

Aùn espero...




Aùn espero...







Creì que a medida que pasan los años
uno se vuelve mas sabio,
mas "preparado" para la vida;
sin embargo tengo tantas dudas
como marcas en la piel...

Viajé 11.000 kilòmetros buscando un poco de paz
y encontré otra batalla, otra y van cien...
Me habré equivocado al dejar mi terruño?
Estoy cometiendo una locura,
o luchando por mi dignidad y la de mi familia?
No estoy seguro...

Mi corazòn quiere volver a su tierra
pero la sangre que lo atraviesa
quiere quedarse a luchar.
Una vez escribì que la vida es una moneda
que alguien ha puesto en mi gorra,
una moneda que se agradece y aùn asì
con la que nada se puede comprar.

Hoy desafìo esa premisa.
Talvez estè siendo demasiado osado,
talvez es que estoy cansado
de esperar,
...con mi gorra en la mano.

Creative Commons License bersil 2003 (4° mes en Italia)

20 may. 2009

Malvinas




Malvinas







Hoy, mientras los dueños de la patria
te recuerdan como historia
yo te tengo en mi memoria
como un duelo que aùn lastima.

Sé tu carne endureciendo
la tierra de Malvinas,
sé tu grito que a un fusil
maldice todavìa
y sé tambien tus verdes sueños
que murieron con tu verde vida.

Tu muerte me ha dejado mucho màs
que una gran tristeza;
mi herida sangra làgrimas y espuma.
Los huecos que quedaron
se llenaron de una amargura que duele,

porque duele tu ausencia
como duele tu sombrìa partida
y duele que aùn, nadie pague por tu vida.



Creative Commons License bersil - 1992 (a 10 años de la "guerra")

15 may. 2009

Tristeza


Tristeza





Esta noche me siento tan mal
que estoy respirando mi ùltimo aliento,
me siento tan solo que mi vida
olvidò su argumento.

Mi corazòn, en cada latido
libra una batalla...
pero no todas las vencerà...

Esta noche me siento tan mal
que cuando llegue el dia siguiente
no sabrè que hacer con èl,
si vivirlo, o dejarlo morir.

Creative Commons License bersil 2002

12 may. 2009

La soledad



La soledad




Hoy, la soledad amanece conmigo,
me pone el saco y me acompaña
a caminar...

...por esa calle que conoce
mis secretos, mis angustias,
y ese amor...que no te supe dar.

Pensar que alguna vez
las alas de mi corazòn
fueron tan grandes
que hubieran podido envolverte
hasta adormecerte con su calor.

Pensar que alguna vez
mis manos intentaron tocarte
con la dulzura de un enamorado
pero no pude, no supe como
...y te perdì.

Y hoy, por las noches
la soledad me palmea la espalda
y me invita un cafè, a solas...
y todo el tiempo me habla de ti.


Creative Commons License bersil 1990

9 may. 2009

Pocillo de café


Pocillo de café



Le doy vueltas a la vida
en un pocillo de café
y le pregunto...

Sin detener su ronda lenta
el amargo café me cuenta
de la triste soledad
que hace algun tiempo
me sigue los pasos.

Mientras...pongo mi vida
en un papel de servilleta
...y la deshago en mil pedazos.


Creative Commons License
bersil 1991

8 may. 2009

Linux te cambia la vida


Linux te cambia la vida
"El aleteo de una mariposa puede provocar un huracan al otro lado del mundo"; si, suena exagerado, pero esa frase resume el concepto de que un pequeño cambio, una insignificante accion provocarà, inevitablemente, una cadena de efectos inimaginables. Es exactamente lo que me ha pasado cuando decidì hacer un cambio en mi computadora...¿eh?
Siempre queremos cambiar algo, hoy en dia quien no dice mas de una vez "que el trabajo me tiene harto", "que este auto me crea mas gastos que otra cosa", "que esta compu la voy a rebolear por la ventana", y cosas asi... sigue »

Un dia, a causa de un virus (con antivirus, antimalware, antibiotico y todos los antis pagos funcionado) cascò mi sistema operativo y cuando intentaba reinstalarlo con el cd que me dieron cuando comprè la computadora, me salia un mensaje diciendome que debia llamar al centro de atencion al cliente para pedir permiso para reinstalar aquel sistema que yo habia pagado y que se habia cargado todos mis documentos, fotos y filmaciones familiares "porque habia superado el numero de reinstalaciones tolerado". Lo reinstalè, pero decidì que no iba a ponerme de rodillas la proxima vez (porque que habria una proxima vez era seguro)
para pedir autorizacion a un desconocido para usar algo que era mio. Asi fue que descubrì Linux, un sistema operativo similar a Unix que utiliza como base las herramientas de sistema de GNU y el núcleo Linux; Para ser mas claro: es un sistema operativo creado por programadores de todo el mundo y puesto a disposicion de todos los mortales libre y gratutitamente.
Esa "insignificante" decision fue el punto de partida para que cambiara parte de mi vida, ya no gasto mas dinero en licencias de antivirus ni sistemas operativos, ya no debo resignarme mas a quedar excluido de las versiones "Pro" de tal o cual programa, mi computadora ya no deja de funcionar por culpa de otros, tengo cientos de formas de recuperar TODO lo que haya en ella si yo mismo me cargara el sistema, a mis hijas las dejo usar la compu y navegar en internet sin preocuparme de que pudieran estropear algo, he conocido una gran comunidad de usuarios de la distribucion linux que yo uso como lo es kubuntu-es.org, repleta de gente que desinteresadamente me ha brindado su tiempo y ayuda y en la que, gracias a Dios puedo ayudar a otros tambien. Todo eso sin mencionar que, en este perìodo en que estoy desocupado (maldita crisis), en vez de hecharme a ver la television he ocupado mi tiempo a aprender cosas nuevas como por ejemplo hacer mi propio sitio internet y hasta un blog personal lo cual me produjo el reencuentro con viejos amigos que me han encontrado en internet. En fin, estoy sacando verdaderamente provecho de la gran herramienta social que es la red y he transformado el "problema" de tener una computadora en la "alegria" de tenerla, y todo por el modico precio de tomar una pequeña decision.
Ahora espero que esa sonrisa salpicada de ironia que seguramente se dibujò en algun rostro al leer el titulo de este articulo, se haya transformado en reflexion, y en el impulso para tomar, por que no, una "insignificante" decision.
bersil

2 may. 2009

Mi camino


Mi camino



No hay en mì otra riqueza
que la ilusiòn de los sueños
que aun no han llegado
y las dulces cenizas
de los que ya he soñado.
No persigue mi alma
mas infinita gloria

que la de amar a una mujer
y que mi amor
perdure en su memoria.
Mi carne y mis huesos
sostienen los sentimientos
de los cuales estoy hecho;
siento la vida trepada en mi pecho,
me siento vivo porque batallo
y porque ni aun en silencio callo.
Le temo tan solo a la muerte
y solo pido tener la suerte
de que llegar a ella...con vida.

Creative Commons License bersil 1989

Dulce melancolia


Dulce melancolia

Te acordas...De chicos andábamos en autos que no tenían cinturones de
seguridad,
ni bolsas de aire...
No teníamos tapas con seguro contra niños en las botellas de remedios,
muebles o puertas. Cuando andábamos en bicicleta no usábamos casco.
Tomábamos agua de la manguera y no de una botella de agua mineral...sigue»

Ir en la parte de atrás de una camioneta era un paseo especial y todavía
lo recordamos.
Gastábamos horas y horas construyendo unos carritos de chatarra y los
que tenían la suerte de tener calles inclinadas los largaban cuesta abajo y
en la mitad se acordaban que no tenían frenos.
Salíamos a jugar con la única condición de regresar antes de que oscureciera.

Nos cortábamos , nos rompíamos un hueso , perdíamos un diente , nos
pelábamos las rodillas, pero nunca hubo una demanda por estos accidentes.
Nadie tenía la culpa sino nosotros mismos.
Comíamos mielcitas , pan con manteca , tomábamos bebidas con azúcar y
nunca teníamos exceso de peso porque siempre estábamos afuera jugando...

Compartíamos una bebida entre cuatro, tomando en la misma botella
...y nadie se moría por eso.
No teníamos Playstations, televisión por cable, celulares, ni Internet

...sino que...
!! TENIAMOS AMIGOS !!

30 abr. 2009

Una historia para perdonar




Una historia para perdonar


Argentina, provincia de Buenos Aires

Marzo del '76, tenia 8 años, me habian operado varias veces y estaba
internado en el hospital Posadas, preparandome para otra màs.
Los helicòpteros sobrevolaban el hospital continuamente, se escuchaban llantos continuamente, la gente rumoreaba constantemente, desaparecìan bebès sospechosamente...
Me llegò la hora...al quiròfano. Desde la antesala vi pasar 3 camillas
con hombres esangrentados de un modo impresionante...2 horas de espera...y de nuevo a la habitaciòn.
Al dia siguiente me llegò la hora otra vez, el cirujano que me debìa
operar se habia "ausentado" y en su lugar me operò uno nuevo, joven; habìan cambiado muchos mèdicos en esos dias, incluso el director.
Despuès de 6 horas de intervenciòn me devolvieron a la habitaciòn, y vino
el mèdico, el que me habia operado: "La operaciòn saliò bien, quèdese tranquila" le dijo a mi madre; fuera de la habitaciòn, una practicante agachò la mirada...y se fueron los dos.
Dos dias despuès comenzè con fiebre y dolores. Las enfermeras decìan que
no podìan medicarme porque el cirujano se habìa ido sin dejar parte mèdico ni indicaciones...y nadie se queria "meter".

Al tercer dia ya no soportaba mas los dolores y me dieron un calmante
(a escondidas).
El cuarto dia me pasò algo increìble y hermoso: mi madre, agotada, estaba
al lado mio, en una silla de plàstico en la que dormìa, comìa, lloraba, luchaba...
Le agarrè la mano y le dije..."no te preocupes, estoy bien, ya no me duele nada...y allà, un señor de barba me està esperando...allà al fondo". Me estaba muriendo.
...Sì, habìa visto ese famoso tùnel con la luz al final y un "señor" que me habìa quitado todos los dolores y me estaba esperando...
Al rato entrò el director del hospital y ante el reclamo desesperado de
mi madre le respondiò (delante mio) "y que quiere señora, se mueren tantos chicos acà"...casi lo ahorca...

...La calmaron. Esa noche aquella practicante que habìa agachado la mirada le revelò que la operaciòn habìa sido un desastre, todo el instrumental se habìa usado sin esterilizar porque la jefa de esterilizaciones habia desaparecido y los demàs no iban a trabajar esos dìas por temor; por eso me agarrò una infecciòn en todo el abdomen.
Pero llegò el quinto dìa, y volviò el mèdico que debìa haberme operado
desde un principio, me llevò de urgencia al quiròfano y me salvò la vida.
De ahì en màs, pasé cuatro meses màs internado, con sondas, drenajes y
artefactos por todo el cuerpo.
Finalmente, luego de esos insufribles meses, me dieron el alta.
Cuando estaba listo para irme, parado en la puerta de la habitaciòn,
estaba ese joven cirujano, el que me habìa dejado morir, y me dijo..."me perdonàs?...me das un beso?"...le di un beso y lo abracè...y me fui sin hablar. Y allì dejè el rencor, el dolor y la autocompasiòn
que habrìan amargado mi vida quien sabe por cuanto tiempo.

Que suerte que me pidiò perdòn...
de otro modo no habrìa aprendido a perdonar.

Creative Commons License bersil (de mi vida real)